Finalizaron los corsos en Olavarría

Más de 50 mil personas en la última noche de los Corsos Oficiales

Batucadas, comparsas, grupos de percusión, comparsas, murgas, y agrupaciones de distintos barrios fueron protagonistas durante las cinco noches de carnaval en el Corsódromo Municipal “Gabriel Antonio”. El Intendente José Eseverri destacó que “es una de las fiestas más populares y de mayor convocatoria de la región”.

Batucadas, comparsas, grupos de percusión, comparsas, murgas, y agrupaciones de distintos barrios fueron protagonistas durante las cinco noches de carnaval en el Corsódromo Municipal “Gabriel Antonio”. El Intendente José Eseverri destacó que “es una de la

La última noche de Corsos cerró con la quema del momo, y un gran show de fuegos artificiales, como broche de oro de una fiesta que se consolida como una de las más populares de la región.


Este lunes de carnaval, se dieron cita en Córsodromo Municipal “Gabriel Antonio”, en el corazón del Parque Eva Perón, más de 50 mil personas -según confirmaron autoridades municipales- que disfrutaron de un espectáculo que superó todas las expectativas.


Los Corsos Oficiales se consolidan como una de las fiestas populares más importantes de la región, y año tras año, las distintas instituciones, junto al Gobierno Municipal, trabajan con mucho esfuerzo y dedicación para brindar un espectáculo mejor.


El Intendente José Eseverri, en este sentido, expresó su alegría: “Me alegra muchísimo la cantidad de gente que se ha visto en las distintas noches por lo que significa para Olavarría”.


“Los Corsos Oficiales en Olavarría es una de las fiestas más populares y de mayor convocatoria en la provincia de Buenos Aires”, destacó.


Los corsos son el reflejo del trabajo realizado durante todo el año por las instituciones de la ciudad. Comparsas, grupos de percusión y baile, murgas y máscaras sueltas dieron el atractivo de color, música y alegría a las noches.


“Es el resultado de mucho trabajo previo en muchos barrios de la ciudad, además contiene socialmente”, dijo el Intendente sobre el carácter social que se imprime a esta fiesta popular.


Eseverri también habló del compromiso de las instituciones y agrupaciones que “demuestran el compromiso con esta fiesta, que año a año va mejorando la calidad de las presentaciones en el corsódromo”.


“Hay mucho trabajo de gente que se preocupa, talo vez las batucadas o las comparsas más grande viajan a Gualeguaychú, 25 de Mayo, participan a otros eventos para mirar otros carnavales y mejorar, pero también se está viendo como aquellos que arrancan desde los barrios con una política muy social van mejorando año tras año”, cerró.


Por su parte, el Secretario de Desarrollo Social, Cristian Delpiani, rescató: “Es una fiesta que tiene un lugar muy importante en el calendario de Olavarría, no sólo por ser una fiesta popular, masiva, sino que para nosotros como gobierno es un desafío la organización”

“Es un trabajo que se realiza durante todo el año de manera silenciosa por las distintas agrupaciones”, sintetizó Delpiani.


El titular de la cartera social del Municipio agregó: “Uno aprecia el color, la alegría, el brillo, pero detrás de todo eso hay un esfuerzo muy importante de cada uno de los integrantes de esas agrupaciones, de sus familias, con un objetivo que tiene que ver con la contención social”.


“Los Corsos se han convertido en un atractivo para la región teniendo en cuenta el crecimiento artístico que ha tenido”, consideró.


Los corsos toman los distintos ritmos para convertirse en una fiesta popular, donde las distintas agrupaciones desfilan con sus coloridos trajes, y su contagioso baile, por el Corsódromo Municipal.


Se recuerda que este año, en la primera noche de Corsos, se impuso el nombre de “Gabriel Antonio” al Corsódromo Municipal, a través de un proyecto impulsado por el Presidente del Honorable Concejo Deliberante, Eduardo Rodríguez, buscando destacar la figura del recordado artista, un participante activo de las fiestas populares de la ciudad y el máximo referente de las comparsas luego del retorno de la democracia.


A los corsos, concurren miles de familias, donde se divierten jugando con espuma mientras transcurre el desfile de alegría y color, como una muestra auténtica de todo el esfuerzo y la creatividad, de quienes se preparan a lo largo del año.


Para el Subsecretario de Cultura y Educación, Diego Lurbe, esta fiesta “se fue transformando de a poco en una de las más importantes del calendario”.


En comparación con los corsos a nivel regional, Lurbe destacó que en Olavarría se realizan “cinco noches, en un corsódromo especialmente preparado, con un parque hermoso para que podamos disfrutar de una fiesta. Ha sido un corso masivo, han participado más de 70 instituciones, puestos de venta de espuma, comidas, sillas. El desafío es sostener esto”.


“El atractivo más grande es que las producciones son auténticamente realizadas en Olavarría, de elaboración propia. Todos los grupos de percusión, batucadas, y murgas, han tenido un crecimiento desde lo estético y lo artístico. También es para destacar la presencia de Marcelo Péndola con sus trajes que anoche brilló”, sintetizó el responsable de Cultura.


Finalmente, Lurbe resaltó el importante acompañamiento del público en cada una de las noches.


En las distintas jornadas pudo verse desfilar a chicos de las colonias de verano, clubes, Programa Callejeadas, Centros de Día, los abuelos del Programa Verano Dorado, comparsas, grupos de percusión, grupos de baile, murgas, y máscaras.


La cuarta noche del día domingo, contó con un atractivo especial que fue el desfile protagonizado por los trajes realizados por el diseñador Marcelo Péndola, que fueron vestidos por jóvenes olavarrienses.


Esta última noche de carnaval cerró con la quema del momo, una imponente figura, que fue diseñada por un interno de la unidad Nº 27 de Sierra Chica, Mariano Pascuali. El “Arlequín” aportó su alegría y colorido a lo largo del corsódromo.


Los distinguidos locutores Marcelo Manolio y Cristian Dipino, animaron cada una de las noches, contagiando su alegría en cada una de sus presentaciones, invitando a todos a bailar al ritmo del carnaval.


Los Corsos Oficiales son para todos y representan la oportunidad de mostrar el trabajo realizado por muchas instituciones durante todo el año. Porque los corsos son unión, amor, alegría, entusiasmo y emociones compartidas. Son una fiesta para todos los olavarrienses, y visitantes de la región.


Premios

En máscara individual el primer premio fue para “El correntino bailarín”, segundo premio “La mona del verano”, tercer premio “La sirenita”, cuarto premio “El hombre araña”, y quinto premio “La bomba tucumana.


En máscara colectiva el primer premio fue para “Los gauchos y el indomable”, segundo premio “Los súper primos”, y tercer premio “Las amigas payasas”.

El jurado estuvo integrado por Lucía Sosa, Martín Pebay, y Marisa Martínez.


También se informa que en cuanto al sorteo de las dos bicicletas, resultaron favorecidos los números 37200 y 1774, quienes deberán pasar por la Casa de la Cultura, a partir del día miércoles, en el horario de 8.30 a 12.30 horas.


Los Corsos Oficiales 2015 fueron organizados por el Gobierno Municipal, con la coordinación de la Subsecretaría de Cultura y Educación, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social, y el apoyo de las diferentes áreas de gobierno.


Este evento popular, contó con la colaboración de la Comisión de Apoyo que la integran el señor Ricardo Nasello, Rodolfo Belaunzarán, Graciela Piccione, Mirta Rossi, Fabiana Bahl, Lucia Sosa y Marisa Martínez.

Escribir comentario

Comentarios: 0