Manejaba con 2,45 mg/l y chocó

Manejaba con 2,45 mg/l y chocó contra otro vehículo estacionado

Personal de Protección Ciudadana además detectó a otro conductor con alcoholemia positiva que había cruzado el semáforo en rojo. Los hechos se registraron entre la noche del martes, y la madrugada de este miércoles, y al ser constatados por personal de tránsito se realizaron las actuaciones correspondientes.

Personal de Protección Ciudadana además detectó a otro conductor con alcoholemia positiva que había cruzado el semáforo en rojo. Los hechos se registraron entre la noche del martes, y la madrugada de este miércoles, y al ser constatados por personal de tr

Durante el fin de semana, personal de la Agencia de Protección Ciudadana, realizó controles de alcoholemia con el objetivo de concientizar a los conductores acerca del peligro de conducir bajo efectos del alcohol.

 

Tanto el alcohol como el resto de las sustancias tóxicas disminuyen la capacidad de atención y coordinación. Una conducción adecuada requiere lucidez y capacidad de reacción, especialmente ante las situaciones imprevistas.

 

En este sentido, se informó que anoche, en José Luis Torres 1178, se detectó al conductor de un Renault 12, con un porcentaje de 2,45 mg/l, tras haber colisionado con otro vehículo que se encontraba estacionado en el lugar.

 

En tanto que en la madrugada de este miércoles, se comprobó otro caso de alcoholemia positiva, en Álvaro Barros y Rivadavia, en un conductor de un Fiat 128, con un porcentaje de 1,44 mg/l, que había cruzado el semáforo en rojo.

 

En ambos casos, se retuvieron los vehículos, y las respectivas licencias de conducir, y se elevaron las actuaciones correspondientes al Juzgado de Faltad Municipal.

 

La ley establece como límite permitido para conducir:

  • Vehículo particular: 0,5 g/l (gramos de alcohol por litro de sangre)
  • Motocicletas: 0,2 g/l (acompañante 0,5 g/l)
  • Transportes públicos y de carga: 0 g/l

Dentro de la última categoría se incluyen los conductores de transportes de pasajeros (colectivos, taxis, remises, transportes escolares) y conductores de transporte de cargas.

Los objetivos específicos de los controles de alcoholemia y otras sustancias tóxicas:

  • Medir el nivel de concentración de alcohol en sangre y detectar alteraciones en la conducta por ingesta de sustancias tóxicas.
  • Generar una concientización acerca de los riesgos de conducir bajo los efectos de sustancias que alteran el comportamiento, disminuyendo la capacidad de conducción de manera idónea.

En todos los casos, el consumo excesivo provoca consecuencias, sobre las funciones psicomotoras, sobre la visión del conductor, y sobre el comportamiento y la conducta.

 

Sobre las funciones psicomotoras

Se reducen la coordinación y la capacidad de reacción; se altera la capacidad para juzgar la velocidad y la distancia; y se altera la capacidad para hacerle frente a una situación inesperada o seguir una trayectoria.

 

Sobre la visión del conductor

Se reducen el campo visual y se altera la visión periférica; se retrasa la recuperación de la vista después de la exposición al deslumbramiento; y se deteriora la capacidad para seguir objetos con la vista, incluso con niveles bajos de alcohol en sangre.

 

Sobre el comportamiento y la conducta

El consumo excesivo de alcohol puede derivar en reacciones agresivas o negligentes de parte de los conductores; induce además a una sensación de sobrevaloración, que puede dar lugar a decisiones temerarias.

 

Designación del conductor responsable

El Jefe de Emergencias del Municipio, Dr. Pablo Luchini, explicó la importancia del alcohol cero a la hora de conducir cualquier vehículo, más allá del porcentaje de alcohol en sangre permitido por ley.

En este sentido, hizo hincapié en un cambio colectivo de conducta, y en la necesidad de implementar la designación de conductores responsables, contribuyendo de esta forma a un tránsito más seguro para todos.

En principio, el Dr. Luchini hizo referencia a las variables que existen al momento del consumo de alcohol y al impacto en el organismo: “El grado de alcohol en sangre depende de muchísimas cosas. A la hora de manejar, por normativa está permitido conducir con 0,5% de alcohol en sangre; y entonces todos piensan que se puede tomar una copa de vino, un vaso de whisky, un porrón de cerveza. Sin embargo, todos los organismos reaccionan diferente al alcohol”. Por ello, el Dr. Luchini explicó que más allá que por Ley una persona está amparada al consumir hasta 0,5% de alcohol, en realidad lo más seguro, que te garantiza conducir sin riesgo adicional, es directamente no tomar bebidas alcohólicas.

A partir de lo dicho, el Jefe de Emergencias insiste en la importancia de fomentar el hábito de designar un conductor responsable: “Cuando un grupo de chicos concurren a un espacio donde se sabe de antemano que se va a consumir alcohol, se elije lo que se llama un conductor responsable, que se compromete a no tomar ningún tipo de bebida alcohólica y llevar a todos sus amigos de regreso a su casa”.  En este marco, explicó Luchini, es muy importante el compromiso y la colaboración de los papás.

Por último, el Jefe de Emergencias consideró: “Lograr esta conciencia netamente preventiva es muy difícil, entonces además de educar en concientización vial para prevenir siniestros, el control siempre es necesario”.

 

Resultado de los controles de tránsito

 

En el marco de los controles de tránsito de rutina se labraron 10 actas, con 34 infracciones (6 por circular sin verificación técnica vehicular, 5 por conducir sin seguro obligatorio, 5 por conducir sin licencia de conductor, 4 por conducir sin cédula verde identificatoria, 3 por circular sin placas de dominio), y se retuvieron 6 vehículos (3 motos y 3 autos).

Escribir comentario

Comentarios: 0