Huelga nacional contra el Impuesto a las Ganancias

Huelga nacional contra el Impuesto a las Ganancias

No funcionan colectivos, trenes, subtes ni aviones. También está paralizada la distribución, están cerrados los bancos, y los hospitales solo atienden por guardia

Paro: adhesión total de colectivos, trenes, subtes y aviones, y parcial de taxis

Paro: adhesión total de colectivos, trenes, subtes y aviones, y parcial de taxis

La medida de fuerza fue impulsada, entre otros gremios del transporte, por la Unión Tranviarios Automotor (UTA), por lo que las líneas de colectivos se sumaron a la protesta y desde la medianoche ya frenaron su circulación normal.

El paro nacional afecta la totalidad del transporte público y no hay servicios de colectivos, trenes, subterráneos y vuelos comerciales, mientras que la adhesión es parcial entre los taxistas y se observa en la calle una gran cantidad de autos particulares.

La medida de fuerza fue impulsada, entre otros gremios del transporte, por la Unión Tranviarios Automotor (UTA), por lo que las líneas de colectivos se sumaron a la protesta y desde la medianoche ya frenaron su circulación normal.

Lo mismo ocurre con los micros de media y larga distancia que hoy no operan, por lo que no hay movimiento en las principales terminales como la estación Retiro.

Las seis líneas del subte y el Premetro tampoco iniciaron hoy su servicio, informó Metrovías.

La medida de fuerza nacional había sido objetada por la conducción de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), que consideró que fue convocada por “sectores de la burocracia sindical” y la calificó como “una maniobra político-partidaria”.

Pese a esto y a que Metrovías anunció ayer que dispuso un diagrama de emergencia con personal jerárquico y facilidades para la llegada de trabajadores, las seis líneas del subte y el Premetro, donde también tiene representación la UTA, no iniciaron sus servicios.

El panorama con los trenes es igual y no salieron formaciones de las principales líneas urbanas: Sarmiento, San Martín, Roca, Belgrano Sur, Belgrano Norte, Mitre y Urquiza.

En cambio, la adhesión entre los taxis es parcial con varios autos de alquiler circulando esta mañana por la Ciudad de Buenos Aires.

En las calles también se observa una gran cantidad de autos particulares con personas que no adhirieron a la medida de fuerza y fueron por su cuenta a sus trabajos.

En cuanto a los peajes, no están cobrando aquellos del Gran Buenos Aires mientras que los de Ausa en la Ciudad de Buenos Aires funcionan con normalidad.

La actividad en el aeroparque Jorge Newbery era esta mañana nula como consecuencia del paro.

Solamente personal de seguridad y algunos operarios de mantenimiento y de limpieza o personal jerárquico de las empresas aéreas transita los pasillos de la terminal.

Desde la medianoche no se registran ni arribos ni despegues en la estación aérea metropolitana debido a la adhesión de los gremios vinculados con la actividad aérea: solamente aterrizó a las 0.44 un vuelo de Aerolíneas Argentinas procedente de Comodoro Rivadavia.

Todos los servicios de Aerolíneas Argentinas, Lan, Buquebus, Andes y Sol fueron cancelados, en tanto que los de Gol, Tam y Lan Chile que suelen operar en Aeroparque fueron derivados al aeropuerto de Ezeiza, donde solamente operan las compañías internacionales.

Esta mañana arribaron con normalidad los vuelos procedentes del exterior y partieron servicios de Gol, Avianca, Lan Chile, Aeroméxico y Turkish Airlines, en tanto que los servicios de las empresas extranjeras se anuncian “en horario” para el resto de la jornada.

Los gremios ya plantean un paro de 36 horas en abril si el Gobierno no responde el reclamo

Los gremios ya plantean un paro de 36 horas en abril si el Gobierno no responde el reclamo

El gastronómico Luis Barrionuevo es uno de los más duros. Lanzó una protesta para el 15 de abril y se quejó por la falta de respuestas del "rusito", en alusión al ministro Axel Kicillof

Distintos sectores sindicales que participan del paro general ya plantearon la posibilidad de nuevas medidas de fuerza a mediados de abril. El más efervescente fue el gastronómico Luis Barrionuevo, quien aseguró que el 15 de abril podría iniciarse una protesta de 36 horas si el Gobierno no responde a la demanda sindical.

"No va a haber respuesta y nosotros el día 15 vamos a hacer 36 horas de movilización. El Gobierno no da respuestas. Hasta con los propios milicos siempre se conversó. Siempre hubo paros, marchas... y se dialogó. Este Gobierno no habla", reclamó el gastronómico.

El dirigente calificó al ministro de Economía Axel Kicillof como el "rusito". "Ellos lo llaman el rusito, es el que te dice que sí o que no. Sabe que 25 mil millones, la plata que le corresponde a los trabajadores, es un gran movimiento de dinero del consumo, les sirve para pagar planes sociales y subsidiar otros menesteres. Tienen problemas de caja", analizó. Los 25 mil millones a los que alude Barrionuevo forman parte de la deuda que el Gobierno mantiene con las obras sociales de las principales asociaciones sindicales.

Mientras sus compañeros celebraban el éxito del paro nacional que logró paralizar el país, Omar Maturano dejó una advertencia: "Si el Gobierno no cambia el Impuesto a las Ganancias, el 14 de abril vamos a dar a conocer un plan de lucha de los gremios de transporte".

El secretario general del gremio de maquinistas La Fraternidad se excusó de dar detalles acerca de las posibles medidas de fuerza, pero adelantó que ya está decidido llevarlas "adelante si no hay cambios en esta decisión del Gobierno de no cambiar el impuesto".


"Lo triste es que el gobierno dice que somos los que más ganamos. ¿Quince mil pesos es un gran salario? Pobre los otros compañeros que ganan cinco mil pesos, que es un sueldo de hambre", cuestionó el sindicalista, en diálogo con radio Nacional Rock.

Apenas una hora antes, su compañero Roberto Fernández, conductor de los colectiveros de la UTA, había mostrado una postura distinta: "Acá nos equivocamos todos. Es momento de reflexionar". "Hay que sentarse mañana para buscar el diálogo, porque no se puede gobernar sin diálogo", pidió en radio La Red.

Antes que avanzar hacia una nueva protesta, la idea de Fernández es trabajar por la unidad de la CGT para ganar aún más poder de fuego en las conversaciones con el gobierno nacional. "Vamos a tener que en primer lugar nosotros buscar la unidad el movimiento obrero y después llamar a todos los que se postulan a presidente y hacer un acuerdo con los empresarios", anticipó.

Este fin de semana, el titular de la CTA opositora, Pablo Micheli, había mostrado otra postura y pidió convocar a una huelga nacional de 36 horas si el paro de este martes no surtía efecto. Si bien comparte una cierta "unidad de acción" con los gremios de transporte y la CGT opositora, no siempre coinciden a la hora de anunciar las medidas.

Todos ellos sí coincidieron en destacar el "impacto completo" del paro nacional contra el Impuesto a las Ganancias que logró paralizar los servicios de colectivos, trenes y aviones, además de los bancos, los puertos, el reparto de correo, las estaciones de servicio y la recolección de basura.


No funcionan colectivos, trenes, subtes ni aviones. También está paralizada la distribución, están cerrados los bancos, y los hospitales solo atienden por guardia

Esto sucedía a primeras horas del día y tal como había sido anunciado, a las 0 del martes 31 de marzo se inició una huelga general que se siente con fuerza en las calles. La medida, que en principio había sido anunciada por los gremios del transporte, se extendió a otros sectores con poder paralizante: camioneros, bancos, estaciones de servicio y judiciales, entre otros.


El epicentro de la huelga es el transporte: el paro es total en colectivos, trenes, subtes, Premetro y aviones. El único medio habilitado para que las personas se trasladen son los taxis. El sindicato de peones, que comanda Omar Viviani, no se sumó a la medida. Sin embargo, los autos disponibles están repletos y es muy difícil conseguir un lugar para transportarse.


El reclamo se ve potenciado por la adhesión de la CGT Azopardo, de Hugo Moyano ; la CGT Azul y Blanca, de Luis Barrionuevo; la CTA disidente, de Pablo Micheli; bancarios; los docentes de Udocba y la Federación de Educadores Bonaerenses; Asociación de Trabajadores del Estado (ATE); maquinistas y señaladores ferroviarios.


El apoyo de Camioneros provoca que tampoco haya reparto de mercaderías, recolección de residuos ni transporte de caudales. Esto podría generar algún faltante en los cajeros automáticos. Además los bancos van a estar cerrados durante todo el día.


La actividad también se verá disminuida en los tribunales. El sector sindical que lidera Julio Piumato anunció su adhesión a la medida de fuerza. Es posible que algunos juzgados igualmente estén abiertos, con personal jerárquico en mesa de entradas. El martes es día de nota, jornada en la que los abogados están obligados a concurrir a consultar ciertos expedientes, sin embargo la Corte suele declarar inhábiles las jornadas de protesta.


Por obligación, las escuelas tendrán sus puertas abiertas aunque es posible que los chicos tengan varias horas vacías. Son varios los gremios docentes que anunciaron su participación en las medidas de fuerza.


El gobierno nacional cuestionó la huelga con un argumento estadístico: el ministro de Economía, Axel Kicillof, aseguró que el paro nacional de este martes no es por el impuesto a las Ganancias, ya que -precisó- sólo "afecta sólo al "6% u 8% de los trabajadores". "Aún si dijéramos que no lo pagan, seguiría la medida", consideró.


El funcionario destacó que al analizar los números oficiales encontraron que apenas una de cada diez personas que trabajan están afectadas por Ganancias y volvió a insistir con que hay otra motivación detrás de la medida de fuerza. Sin embargo, cuando le preguntaron cuál era esa causa, prefirió no señalar a nadie y envió un mensaje ambigüo: "Las razones son de público conocimiento".

Escribir comentario

Comentarios: 0